Aunque la idea de los rebozados y las freidoras ardientes se nos puede antojar como grasienta y poco glamourosa, los japoneses son también unos fanáticos de los platos fritos, aunque, eso sí, su presentación tiene un poco más de estilo que el bar de la esquina sirviendo combinado de lomo con patatas. En este post queremos rebelaros una de las técnicas clásicas de la harina, el huevo y el aceite que hacen las delicias de vuestros paladares y que también podréis encontrar en la carta de Robata: La tempura.

tempura japonesa

¿Rebozado ligero? Existe y se llama “tempura”

Aunque es una técnica originaria de China, la tempura se estila mucho en las cocinas japonesas para rebozar verduras, pescados, calamares y mariscos. Su mayor valor recae en lo ligeros y crujientes que resultan los alimentos sin son rebozados con esta técnica, en la que la masa fría líquida compuesta por agua, huevo y harina y el tiempo y temperatura del aceite son factores clave. Los bocados resultantes son inigualables, y si lo dudáis, venid a Robata a probar nuestros rollos de tempura, tan espectaculares que tienen su propia sección en nuestra carta: Curry Tuna Tango, Rock & Roll, Redondo Beach… La decisión puede ser difícil, pero la calidad y el sabor, siempre son espectaculares.