Japón es uno de los países que cuenta en sus haberes con algunos de los paisajes más impresionantes del mundo. Es una de las naciones con más historias, formas, sabores y caracteres que se conocen alrededor del globo. Esta semana desde Robata, nuestro restaurante japonés en Barcelona, queremos que nos acompañéis a visitar tres de las montañas que forman parte de una de las leyendas más conocidas del país nipón: las Sanreizan, las conocidas como montañas sagradas del Japón. Conformadas por el Monte Fuji, el Monte Haku y el Monte Tateyama, estas montañas cuentan cada año con miles de turistas, siendo el Monte Fuji el más visitado con cerca de 300 mil visitantes al año.

  • Monte Fujiyama

El Monte Fuji se trata de la montaña más alta de Japón. Cuenta con 3.776 metros de altura y la podemos encontrar al oeste de Tokio, entre las prefecturas de Yamanashi y Shiizuoka. Este monte es uno de los más icónicos de todo Japón, escenario también de muchos mitos y leyendas. Se cree que es el hogar de Kunitokotachi, el Señor de la Tierra Eterna, deidad que surgió del océano primigenio en forma de caña del caos. Proclamado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el 2013, solemos considerarlo como una montaña, pero en realidad es un volcán que actualmente se encuentra en activo, pero que no entra en erupción desde el 1707. El Monte Fuji es uno de los paisajes más fotografiados del mundo y su mejor época de escalada se concentra entre julio y agosto.

  • Monte Haku

El Monte Haku cuenta con 2.702 metros de altura y se encuentra en las prefecturas de Gifu, Fukui e Ishikawa. Cuenta con ocho picos, uno de los cuales le da su máxima altura, llamado Gozengamine. Es la montaña más alta de su región y su cima suele quedar blanca incluso tiempo después de que las otras montañas cercanas ya hayan perdido la nieve. Es por ello que se la llama Haku, que significa “montaña blanca”. La mejor época para escalarla es entre finales de julio y octubre, siendo otoño el mejor momento para poder vislumbrar las hojas rojas en la montaña, paisaje muy característico del país nipón.

  • Monte Tateyama

El Monte Tateyama tiene una altura de 3.015 metros y se encuentra en la prefectura de Toyama. Es una de las montañas más altas dentro de las Montañas de Hida, y aunque no sea uno de los montes más turísticos, llegar a su cima es uno de los retos más atractivos para los escaladores ya que su camino se encuentra tallado en metros de nieve. Uno de los aspectos más conocidos del Tateyama es la formación de la meseta de lava Murododaira, producida a partir de la erupción de su volcán, que con su lava creó un cráter donde ahora se encuentran unas impresionantes aguas termales. La mejor temporada de escalada suele alargarse desde abril hasta noviembre, y una vez llegados a su cima puedes llegar a vislumbrar el Monte Fuji.

Leyendas japonesas

Cuenta la leyenda que el Monte Fuji y su compañero, el Monte Haku, disputaron por demostrar cuál de los dos era el más alto. Para poder probarlo, el Buda de la luz Infinita hizo caer un tubo desde la cima del Monte Haku hasta la cima del Monte Fuji. Cuando el agua que contenía el tubo se vertió sobre la cima del Fuji, la diosa que residía en ese monte descargó su ira contra el dios residente en el Haku, partiéndole la cabeza en ocho fragmentos, los ahora conocidos ocho picos del Monte Haku. Como resultado de la disputa, el Monte Fuji es actualmente el más alto de Japón.

¿Qué te parece la leyenda de los Sanreizan? ¿Te gustaría saber más leyendas y mitos sobre Japón? Acércate a Robata, nuestro restaurante japonés en Barcelona, en la calle Enric Granados, 55, y te contaremos las leyendas más interesantes de nuestro país mientras te preparamos el mejor sushi de Barcelona. Puedes reservar una mesa o si lo prefieres te atenderemos por teléfono si llamas al 937 826 000. ¿A qué esperas para visitarnos?