Hace unos años empezamos nuestra andadura en Barcelona con Monster Sushi, con la idea de ofrecer una alternativa a la comida japonesa en la ciudad condal. Teníamos un local discreto pero con un gran tesoro, su carta y su cocina. La gente que se atrevía a entrar quedaba maravillada, y gracias al boca a boca fuimos creciendo y reformando el local, hasta que se nos quedó pequeño. Cuando abrimos Robata, sabíamos que ya contábamos con el mejor sushi, pero queríamos ir más allá y crear un espacio inigualable que hiciera honor a la calidad de nuestros platos. En resumen, que pudiéramos decir que era el mejor japonés Barcelona.

mejor japones barcelona

¿Por qué somos el mejor japonés en Barcelona?

En Robata somos un equipo que hemos querido aportar nuestra propia visión de la cocina de japonesa, así como de su cultura y tradición adaptadas con un toque urbano. Por eso cuando entréis en nuestro establecimiento lo tenéis que hacer con la idea de quien cruza un portal mágico, aunque lo que estéis haciendo es cruzar el umbral del mejor japonés en Barcelona.

Seguiréis viendo la calle desde el espacio de Granados, ya que una gran cristalera compone todo un lateral de esta sala que separa el restaurante de la calle. Un bonito mostrador con formas cúbicas de cerámica blancas os dará la bienvenida, invitándoos a adentraros en el universo de Robata. Dejaréis atrás la cálida luz de unas lámparas de diseño y pasaréis por el Almacén, una sala grande y auténtica en la que dos grandes bidones de cerveza Sapporo descansan entre vigas de madera. Veréis una fuente de luz natural al fondo con dos alacenas de madera y una mesa alta y tosca de madera, con sillas de mimbre elevadas. En efecto, es un pequeño patio con el cielo abierto que parece sacado de película. Pero, esperad, porque de pronto os encontraréis en una pequeña reproducción de un Izakaya, los restaurantes típicos de las grandes urbes japonesas por excelencia. Finalmente, llegaréis al último espacio de Robata, al que llamamos el Mercado y en el que podréis ver nuestra cocina abierta en la que desfilan productos tan frescos y de calidad como los que podríais encontrar en el mejor mercado de Tokio u Osaka.

Y después de todo esto, solo os quedará lo más fácil e importante a la vez: probar nuestros platos. Sea cuál sea la opción por la que os decantéis, no dudamos en que la experiencia para el paladar será tan increíble como la que acabáis de experimentar con los otros sentidos, por lo que probablemente estaréis de acuerdo con que os encontráis en el mejor japonés de Barcelona.