Hace un mes hicimos un post sobre el San Valentín y la curiosa manera que tienen los japoneses de celebrar esta festividad adaptada. Hoy, sin embargo,  os queremos hablar de otra festividad que tiene lugar justo un mes después, el 14 de Marzo. Es lo que se conoce como White Day, o Día Blanco, traducción literal del japonés. Si el 14 de febrero es el día en que los chicos reciben el chocolate por parte de las chicas, en el White Day son ellas las que deben ser obsequiadas con chocolate (blanco, por ser el que se asocia con lo femenino) o algo de mayor valor, incluso.

 

Okaeshi, dar más de lo que recibes

El White Day se basa en la costumbre ética japonesa del okaeshi, que hace referencia al agradecimiento que debes expresar cuando te regalan algo, obsequiando a esa persona con un regalo de mayor valor. En el White Day, concretamente, el valor del regalo debe ser el triple del original. Es por eso que no solo los pasteleros o marcas de chocolate tienen presencia en el White Day, sino que los escaparates de joyería y lencería también sacan partido de este día. Aunque es evidente que gran parte de esta celebración tiene un fin claramente comercial (sacar más tajada, si cabe, del tirón de San Valentín), también nos parece justo que ya que el 14 de febrero los chicos reciben su dosis chocolatera, el 14 de Marzo a ellas se les entregue la suya.

En Robata creemos que no hace falta que sea un día especial para regalar o comer chocolate como si no hubiera un mañana, por eso, de lunes a domingo, tenemos la súper Chocolate Cake, en la que reina y predomina el chocolate en su máximo esplendor. Y adivina qué… ¡Hay una porción esperándote!